Golpes en la cabeza (Mitos y Realidades)

Share

Los golpes en la cabeza suelen ser una gran preocupación para los papás y desgraciadamente existen muchos mitos alrededor de este problema, por ello es importante evitar una mala información acerca de este incidente. Estos son algunos de los mitos frecuentes acerca de los golpes en la cabeza.

¿Me debo de preocupar si mi hijo se golpea la cabeza?

Normalmente todos los niños  se suelen golpear la cabeza, es quizá uno de los accidentes más frecuentes en la infancia pero rara vez suele traer consecuencias graves.

¿Cuando me debo de Preocupar?

1) Los golpes en la cabeza que se asocian con una  mayor velocidad o aceleración como accidentes automovilísticos, niños que se golpean la cabeza corriendo, volantines, sube y baja, suelen reprentar un riesgo. 

2) Los niños normalmente suelen caerse de alturas como camas, sillas o de la altura de sus padres. Una mayor altura suele aumentar el riesgo de los golpes.

3) Si existe pérdida del estado de conciencia del niño.

4) Las caídas de escaleras

¿Debo de realizar una radiografía de cráneo?

Las radiografías de cráneo solo valoran el cráneo y brindan información del estado del hueso que es un tejido regenerable que sirve de protección al cerebro, pero no nos dan ninguna información acerca del tejido cerebral, por lo que una radiografía rara vez suele ser útil, sin embargo las radiografías se deben de solicitar en traumatismos mayores o complicados en donde se desea descartar una fractura. Desgraciadamente las radiografías suelen ser una práctica rutinaria de casi todos los hospitales ya que suelen ser útiles para descartar casos de posible maltrato infantil.

¿Debo asistir a un hospital?

Normalmente la mayor parte de los golpes no requieren la evaluación del niño, sin embargo deberías de comunicarte con tu médico para evaluar la situación y saber si requiere un chequeo médico o incluso si debería ser evaluado en el Hospital. En los casos del inciso ¿Cuando me debo de Preocupar? puede ser conveniente acudir directamente al hospital si es que no observas a tu hijo en buenas condiciones, del hospital puedes pedir que se comuniquen con tu médico.

¿Cómo puedo saber que mi hijo está bien? 

La mejor forma es evaluar el estado del niño, ya que esto nos habla indirectamente del estado de su cerebro, los niños suelen llorar mucho al momento del golpe, hay que dejarlos que se tranquilicen y evaluar su estado. La presencia de más de 3 vómitos en 24 Hrs, convulsiones, irritabilidad o dolor de cabeza persistente, marcha anormal, conducta anormal, somnolencia excesiva, nos deben de hacer consultar a un médico para valorar el estado del niño. El niño debe de poder responder a preguntas sencillas como su nombre, edad, dónde esta, que fecha es hoy, esto nos habla que las funciones cerebrales están preservadas. Una revisión cuidadosa de un niño nos da más datos que una radiografía de cráneo que como ya vimos rara vez tiene gran utilidad.

 ¿Es cierto que los golpes pueden traer consecuencias posteriores?

A pesar de ser una creencia popular, los golpes en la cabeza no dejan ningun problema que se pueda manifestar semanas, meses o años después; las consecuencias de un traumatismo se manifiestan horas después del evento y en el caso de los traumatismos "graves", cualquier tipo de problema de manifiesta dentro de las primeras horas o días de evolución. En los casos de traumatismos graves si es posible la presencia de secuelas posteriores.

¿Es cierto que no debo de dejar dormir al niño?

Es otra creencia popular errónea, en la mayor parte de los casos el niño después de un golpe se puede sentir algo irritable y somnoliento, dejarlo dormir permite que el niño se recupere y se despierte de buen humor y no existe contraindicación alguna para dejarlo dormir. Si el golpe cumple con alguno de los incisos de ¿Cuando me debo de Preocupar? comunícate antes con tu médico.

Comparte esto

Información adicional