El origen de las alergias

El origen de las alergias:

Quizá te has preguntado como muchos, porque hoy en día son tan frecuentes los problemas  alérgicos en los niños, vamos a intentar explicarlo.

Actualmente muchas enfermedades han sido erradicadas a través del uso de vacunas, cada vez es menos frecuente encontrar parásitos intestinales en los niños y se abusa de la higiene y del uso de antibióticos para infecciones comunes. Todo esto hace que el sistema inmune tenga “menos trabajo” y responda ante cualquier estímulo que normalmente no representaría un riesgo.

El sistema originalmente encargado de la respuesta alérgica es el mismo que se encargaba de responder ante parásitos como lombrices intestinales y otros parásitos, al no existir estos y no tener trabajo, el sistema responde ante estímulos no nocivos como son los alergenos comunes (polvo, alimentos, polen, etc.) la inmunoglobulina E (un anticuerpo) se encarga de esta tarea liberando histamina de los leucocitos (glóbulos blancos) eosinófilos y dando la respuesta alérgica clásica. Esta histamina es responsable de muchos de los síntomas en las alergias como comezón, estornudos, dilatación de vasos sanguíneos, constricción de los bronquios, etc.

 

La hipótesis de la Higiene:

Se ha creado una teoría alrededor de esta idea que propone que las infecciones tempranas favorecen el desarrollo de una respuesta del sistema inmune de tipo TH1 que inhibe la respuesta TH2 encargada de favorecer la respuesta alérgica.

Las personas que viven en granjas tienen contacto temprano con animales y bacterias que favorecen una respuesta TH1 y evita el desarrollo posterior de alergias. Por ello las alergias son más frecuentes en comunidades urbanas que en comunidades rurales. Podemos decir que “demasiada higiene” favorece el desarrollo de alergias.

El intestino es una barrera que evita el paso de las proteínas grandes que generan una respuesta alérgica, el desarrollo de una flora bacteriana normal y el uso de seno materno protegen contra este riesgo.

Hoy en día la cesárea evita el contacto temprano con bacterias que pueden colonizar el tracto digestivo del niño y el uso de fórmulas evita el desarrollo de flora bacteriana normal que se favorece por el seno materno. Además las fórmulas al contener proteínas de la leche de vaca predominantemente lactoalbúmina (más alergénica), pueden favorecer la sensibilización a dichas proteínas e iniciar con alergia a las proteínas de la leche de vaca que es la alergia alimentaria más frecuente en el ser humano.

La marcha atópica:

Las personas que sufren de alergias generalmente tienen un desarrollo “progresivo” de  los problemas alérgicos. Tempranamente predominan las alergias alimentarias y los problemas digestivos, posteriormente los problemas de piel como dermatitis atópica, luego asma y rinitis alérgica. Este desarrollo progresivo de los problemas alérgicos se conoce como “marcha atópica”. Teóricamente podemos detener el desarrollo posterior de problemas como el asma y rinitis alérgica si tratamos tempranamente al paciente y detenemos la progresión de la marcha atópica.

Podemos concluir que la vida moderna y el desarrollo favorecen la presencia de alergias, por lo que podemos “prevenir” parcialmente el desarrollo de estas con ciertas medidas. La convivencia con la naturaleza y evitar el exceso de higiene parece ser factores que previenen el desarrollo de alergias, es posible que si actuamos tempranamente podamos evitar el desarrollo posterior de enfermedades como el asma y la rinitis alérgica.

marchaatopica

Recomendaciones para prevenir las alergias:

  • Favorece la alimentación al seno materno y evitar el uso de fórmulas
  • Evita:
    • Las probaditas o introducción temprana de alimentos a los niños.
    • Ser demasiado estricta con la higiene de nuestros hijos
    • El uso excesivo de antibióticos
  • Permite:
    • El contacto de los niños con animales o alergenos comunes
    • El contacto de nuestros hijos con la naturaleza

Deja un comentario