TDA (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

¿Qué es el trastorno por déficit de atención?
Es un trastorno del  neurodesarrollo, que se caracteriza por síntomas de desatención, hiperactividad e impulsividad inapropiados para la edad del sujeto. Estas manifestaciones se presentan  en al menos dos ambientes y que causan disfuncionalidad.

Las alteraciones son identificadas primero por el padre o profesor. en las aulas, estos pequeños dan la impresión de que escuchan mal, son  inquietos, trabajan de forma irregular y descuidada. Se cansan ante actividades o tareas que requieran de una atención sostenida y/o selectiva, tendiendo a abandonar dicha actividad.

Estos niños también tienen problemas en la relación con sus compañeros, mala conducta y pobre rendimiento escolar, generalmente son los llamados “niños problema”.

Etiología:
Existen diversas teorías que intentan explicar el origen del trastorno por déficit de atención: Herencia y variación genética, a través de la evidencia farmacológica en el cual están dos neurotransmisores implicados (dopamina y Noradrenalina), Evidencia anatomo-funcional, antecedentes perinatales y prenatales, alteraciones endocrinológicas. intoxicación de plomo, principalmente.

Descripcion del cuadro:

Falta de atención: con frecuencia no termina las cosas que empieza, a menudo parece no escuchar,se distrae con facilidad, tiene dificultades para concentrarse en tareas escolares o que requieren de una atención sostenida y tienen problemas para seguir una actividad de juego.
Impulsividad: suele actuar antes de pensar,cambia excesivamente de una actividad a otra, le es difícil organizar el trabajo, necesita de una supervisión muy constante, frecuentemente grita en clase y tiene dificultades para esperar su turno en juegos o situaciones de grupo.
Hiperactividad:corre o se trepa por todos lados excesivamente, tiene problemas para quedarse quieto o juguetea demasiado,le es difícil permanecer sentado y siempre anda desbocado o actúa como impulsado por un motor.

Diagnóstico:
El diagnóstico es clínico y puede apoyarse de fuentes de información indirectas como maestros, familiares y registros observacionales. La valoración neuropsicológica sirve para detectar las áreas cognitivas afectadas y las áreas fuertes para establecer un plan y programa de rehabilitación. Así como determinar la presencia de trastornos comórbidos que acompañan frecuentemente al TDAH. El clínico integrará dicha información para determinar la presencia o no del trastorno.

El trastorno se manifiesta en la infancia y perdura hasta la edad adulta. Se ha documentado que la presentación de los síntomas es diferente a la descrita en la infancia ya que en los adultos la hiperactividad tiende a disminuir y mantenerse la falta de atención e impulsividad afectando el funcionamiento psicosocial.

Tratamiento:
El tratamiento es multimodal, en el cual la primera elección es el tratamiento farmacológico conjuntamente la terapia cognitivo conductual para la modificación de conductas. La psicoeducación es una etapa importante ya que al estar informados sobre el trastorno y sus repercusiones sobre el funcionamiento general de quienes lo padecen, refuerza la adherencia al tratamiento. Las terapias psicológicas tienen como objetivo ayudar a los niños a tener un mejor control en la inhibición de su conducta y entrenar la atención en sus diferentes modalidades.
La detección y elección del tratamiento deberá ser dirigido únicamente por un especialista.

¿Qué es la atención sostenida?
Es la atención que tiene lugar cuando un individuo debe mantenerse consciente a los requerimientos de una tarea y ocuparse de ella por cierto tiempo.

¿Qué es la atención selectiva o concentrada?
Es la habilidad de una persona para responder a los aspectos esenciales de una tarea o situación, y pasar por alto o abstenerce de hacer caso de aquéllos que son irrelevantes.

Deja un comentario