Televisión y los niños

Actualmente con la gran apertura de los medios de comunicación nosenfrentamos a nuuevas oportunidades de desarrollo, pero también aciertos problemas entre ellos la influencia que ejercen los medioselectrónicos en los niños, en especial de la televisión. La cual enocasiones, es un modelo de valores, creencias y actitudes querepercuten en el comportamiento.

Existen razones porlas que no es recomendable que el niño vea con mucha frecuencia y portiempos prolongados la televisión, entre ellas se asocia la presenciade un mayor índice de obesidad en los niños que ven la televisión conmayor frecuencia, tendencia a mostrar comportamientos agresivos al verprogramas de contenido violento, poco tiempo de juego e interacciónfamiliar y algunos especialistas han encontrado que los niños que ven muchas horas la televisión pueden presentar un menor puntaje en laspruebas psicológicas, a diferencia de los niños que ven la tv. conmenor frecuencia.

Sugerimos los siguientes consejos generales:

Ponerse de acuerdo acerca de cuáles son los programas que el niño quiere ver y si son adecuados para él.
Establecer límites sobre el tiempo que el niño pasa frente a la televisión.
Promover otras actividades como juegos y deportes o actividades culturales y de aprendizaje.
Indúzcalo a realizar lectura de libros.
Juegue con el, el tiempo que le brinde para esta actividad será de gran valor.
Procure poner un buen ejemplo al no ver por tiempos prolongados la tv. y seleccione su programación acorde con los principios que establezca.
Preste mucha atención a los programas que los niños ven en la televisión y vea con ellos algunos programas y comente su contenido.

La Violencia en la televisión:

Estees un tema que se ha estudiado y se ha encontrado que los niños que vencon frecuencia programas violentos, tienden a ser más agresivos.Asimismo, en los programas donde se presenta la violencia de forma realista o en aquellos donde se resuelven los problemas a través de laagresión.

Cabe mencionar, que la televisión no es laúnica fuente de agresividad o de comportamiento violento en los niños,pero es un factor importante. Los estudios e investigaciones sobreeste tema han encontrado que los niños y adolescentes pueden:

volverse “inmunes” ante la violencia;
gradualmente aceptar la violencia como un modo de resolver problemas;
imitar la violencia que observan en la televisión;
identificarse con ciertos rasgos de personalidad, de ser víctimas o agresores.
Qué pueden hacer los padres:

Señalar que aunque el actor no se ha hecho daño ni se ha muerto, tal violencia en la vida real resulta en dolor o en muerte;
Evite que los niños vean programas que se sabe contienen violencia, puede cambiar el canal o apagar la televisión cuando se presenta algo ofensivo o violento explicándoles el motivo por el cual censura el programa. Es muy importante no causar en el niño curiosidad o inclusive morbosidad sobre los programas prohibidos, para evitar que el niño lo vea a sus espaldas.
No dar su aprobación a los episodios violentos frente a sus hijos, enfatizando la creeencia de que tal comportamiento no es la mejor manera de resolver un problema;
Contrarrestar la presión que ejercen sus amigos y compañeros de clase, comunicándose con otros padres y poniendose de acuerdo para establecer reglas similares sobre la cantidad de tiempo y el tipo de programa que los niños pueden mirar.
Sugerimos los siguientes consejos generales:

Ponerse de acuerdo acerca de cuales son los programas que el niño quiere ver
Establecer limites acerca del tiempo que el niño pasa frente a la televisión
Ayuden a estructurar el tiempo del niño promoviendo otras actividades como juegos y deportes o actividades culturales y de aprendizaje.
Induzcalo a realizar lectura de libros
Juegue con el
Procure poner un buen ejemplo
prestandole atención a los programas que los niños ven en la televisión y mirando algunos con ellos;
Los videos musicales:
Los videos musicales se han convertido en una forma popular depromoción de casi todos los distintos géneros musicales promoviendo asíuna pluralidad de ideas y valores que son plasmadas por los diferentesdirectores y productores de videos formando así una industria rentableque es de gran difusión y que ejercen un impacto en la vida de losadolescentes y niños.

Debido a la diversidad de temas e ideas presentadas en los videos pueden ser tema de preocupación ya que la presentación de ciertos tópicos sonprominentes:

La promoción y exaltación del abuso de drogas y de las bebidas alcohólicas.
Las representaciones y las palabras que presentan el suicidio como una “alternativa” o “solución”.
La violencia gráfica y la presentación de temas controversiales como racismo, homosexualidad (preferencias sexuales), los cuales pueden confundir al niño o adolescente.
El uso de palabras obcenas y/o lenguaje ofensivo.
Los rituales en los conciertos.
Las formas de sexo que enfatizan el control, el sadismo, el masoquismo, el incesto, a los niños que menosprecian a las mujeres y la violencia contra las mujeres
Un enfasis en el erotismo y temas sexuales que a veces se exponen de forma explícita.
Qué pueden hacer los padres:

Prestar atención al tipo de música que escuchan y el contenido de los videos.
Ayudarles a identificar la música e imagenes que pueden ser destructivos o que pueden confundir la percepción de su propia identidad que está consolidándose.
Entablar una discusión abierta y libre de críticaya que esto puede ser de ayuda para abrir la comunicación y confianza del adolescente.
Procure compartir algún tiempo para ver y comentar el contenido de la música y videos que su hijo observe.

Si los padres tienen dificultades serias estableciendo límites o mucha preocupaciónsobre cómo su niño está reaccionando a la televisión, ellos deben deponerse en contacto con un psicólogo de niños y adolescentes para quelos ayude a definir el problema.

Deja un comentario