Soplos en los niños

Los soplos son algo común en la consulta pediátrica pero no siempre representan un problema, el diagnóstico preciso debe de ser realizado por un cardiólogo pediatra lo que nos permite definir  el tipo de soplo y en los casos necesarios se puede plantear un tratamiento.

Los soplos son erróneamente interpretados por las personas como un problema, debemos entender que el papel del cardiólogo pediatra para definir el tipo de soplo es fundamental y que debemos de separar con claridad aquellos pacientes con un corazón normal de los que tienen un problema para evitar preocupaciones y revisiones innecesarias.
¿Que es un soplo?
Un soplo es un ruido, no es algo que se pueda ver o tocar, es simplemente un ruido que captamos con el estetoscopio durante la revisión de un paciente y que generalmente se produce en el corazón. Su nombre se da porque asemeja el ruido del aire en movimiento o el soplar. Los norteamericanos le llaman “murmur”, ya que el sonido también puede parecer un murmullo. Los soplos son fenómenos acústicos que se generan en el corazón y que se pueden dar como causa como de eventos normales que suceden en el corazón o se pueden dar como el resultado de procesos anormales (enfermedad) y de aquí su importancia. Los soplos no son un diagnóstico y por lo tanto no nos dicen nada acerca de lo que tiene un paciente, tampoco son una enfermedad, los soplos no se pueden ver o tocar, porque como ya comentamos sólo son un ruido.
¿Tener un soplo es estar enfermo?
Sabemos que los soplos se pueden dar en personas completamente normales y en estos casos no se asocian a un problema en el corazón, en este caso reciben el nombre de soplos inocentes, fisiológicos, normales o funcionales, lo que denota su carácter benigno. Sabemos que en niños completamente normales estos soplos se pueden encontrar en aproximadamente hasta el 75% de nuestros pacientes.
Cuando los soplos son ocasionados por un problema, se denominan soplos orgánicos o patológicos y denotan que el soplo es provocado por una anormalidad en la estructura del corazón,  y dependiendo del tipo de problema pueden ser o no meritorios de tratamiento.

¿Como diagnostico un soplo?
Los soplos se diagnostican escuchando el corazón del paciente con un estetoscopio, no requieres nada más, el diagnostico a veces puede no ser tan fácil ya que dependes además de la audición y la experiencia de la persona que escucha al paciente.
Los soplos pueden ser escuchados con mayor facilidad en situaciones como la fiebre o el ejercicio, no es raro que también a veces puedan ser pasados por alto durante la revisión de rutina.
Si ya me detectaron un soplo ¿Que debo de hacer?
Lo primero es no preocuparte, ya que no implica necesariamente que tu hijo este enfermo. Idealmente deberías acudir a valoración con un cardiólogo pediatra que podrá definir si se trata de un soplo normal o si es producido por algún problema a nivel del corazón.
¿Que es un soplo inocente o fisiológico?
Es cuando un paciente tiene un soplo y su corazón es completamente normal, en estos casos no existe enfermedad alguna y generalmente no requerimos de ninguna vigilancia periódica ya que el paciente no requiere ningún tipo de tratamiento y puede llevar una vida totalmente normal.
Estos pacientes tienen  un corazón normal, sano, por lo que en estos casos el paciente no requiere ningún control o cuidado posterior y debemos de explicar la situación a los padres de que se trata de un niño normal, de que el soplo es probable que desaparezca con el tiempo pero el paciente no debe tener ninguna restricción en su actividad ni es candidato a ningún chequeo periódico ya que se trata de un niño completamente normal.
El que el soplo desaparezca o no con el tiempo no afecta de forma alguna la salud del niño.
¿Que es un soplo patológico u orgánico?
Es cuando el soplo que presenta el paciente es generado por un problema estructural del corazón, en estos casos se debe de dar seguimiento al paciente e incluso puede ser necesario que el paciente requiera tratamiento con medicamentos e incluso puede llegar a requerir de cirugía o cateterismo cardiaco para el tratamiento del problema. En los casos con un soplo orgánico debemos definir exactamente el tipo de problema de que se trata, por ejemplo una comunicación entre ambos ventrículos o comunicación interventricular (CIV), una estenosis o insuficiencia valvular, etc. En estos casos el diagnóstico se refiere al problema estructural del corazón, ya que como comentamos el tener un soplo no define ningún diagnóstico o problema específico.
¿Por que un cardiólogo pediatra?
P
ara definir el origen del soplo se debe revisar al paciente, las características del soplo suelen ser suficientes para definir varios soplos como fisiológicos o patolóicos teniendo un oido bien entrenado, otros hallazgos durante la exploración pueden orientar acerca del origen del soplo en el caso de soplos orgánicos.
La realización de una placa radiográfica de tórax y/o un electrocardiograma nos suelen permitir hacer un diagnóstico más preciso, en los casos de duda el ecocardiograma nos permite un diagnóstico preciso, con una certeza cercana al 100% si el estudio es realizado por una persona bien entrenada, lo que suele dar más tranquilidad al paciente.
Podemos entender que es muy importante definir si el soplo es fisiológico o patológico, esto idealmente debe de ser resuelto por el cardiólogo pediatra quien es la especialista que tiene la experiencia para poder evaluar de forma objetiva y clara al paciente para poder determinar si se trata de una u otra forma de soplo.

Deja un comentario