Como elegir un pediatra

Elegir a la persona idónea para cuidar la salud de tu hijo puede ser una tarea difícil, ya que puedes tener expectativas muy altas de lo que tu quieres que sea el “médico ideal”.

En la práctica vemos que generalmente el pediatra se impone por el ginecólogo quien decide quien va a atender al niño en el nacimiento. En ocasiones el pediatra es sugerido por amigos o familiares. Y en ocasiones el pediatra es seleccionado por la misma familia buscando opiniones de amistades, familiares o buscando por internet o en los hospitales o por recomendación de otro especialista médico.

Lo más importante es que encuentres un balance entre afinidad y capacidad, ya que como toda relación humana pueden existir conflictos que dificulten la relación médico paciente y la confianza es fundamental para solventar estos problemas.

Por afinidad puedes llevar una relación cordial y amable con el médico que te permite una comunicación libre yabierta para poder expresar tus dudas e inquietudes o simplemente porque la relación es muy cordial.

La capacidad se refiere a la posibilidad de tu médico de resolver problemas, sobre todo problemas serios, en este aspecto una buena preparación, la experiencia y un pensamiento e inteligencia claros suelen facilitar que tu médico sea capaz de resolver problemas.

Por ello es importante hablar, cuestionar y pedir información clara al médico y tener información sobre su preparación académica, desempeño profesional y su forma de trabajar, estos factores combinados con una buena relación, te darán la confianza de sentirte con la elección correcta.

Es importante que tu médico se actualice frecuentemente, ya que la medicina cambia constantemente y tu médico debe tener los conocimientos necesarios para proporcionar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

La elección de un pediatra debería de ser una decisión familiar y basada en conocimiento informado de los padres, además de estar conscientes de la capacidad del médico y lograr afinidad para la comunicación y toma de decisiones. No tengas reparo en cuestionar a tu médico en todas las dudas que tengas y en investigar acerca de su formación capacidad y desempeño que te ayudarán a tomar una mejor decisión.

Cabe comentar que para algunas personas factores como la disponibilidad, la puntualidad, horarios de consulta y facilidad de poder comunicarse con su médico, son factores que pesan a la hora de tomar una decisión y a veces incluso pueden anteponerse a la capacidad del médico.

La decisión de elegir a uno u otro médico debería de ser una cuestión personal, es importante que la decisión que tomes te haga sentir seguro y tranquilo respecto a la atención que recibe tu hijo y la capacidad de tu médico de resolver los problemas de salud que puedan surgir durante su vida.

 

Deja un comentario